La isla de Ischia, de origen volcánico e irregular en la que predominan las colinas, es rica en playas de arena de gran belleza y ensenadas, siendo el monte Epomeo y su emblemático castillo, la icónica imagen.
Se trata de joya para visitar en el Golfo de Nápoles, junto con la isla de Procida. Si visita la Costa Amalfitana, es una visita imprescindible en el itinerario.

Que ver en Ischia

Castillo Aragonés

La imagen más icónica de Ischia es el Castillo Aragonés sobre el mar, un islote conectado a la isla de Ischia con un puente reconstruido varias veces a lo largo de los siglos, ya que el mar lo ha destruido en numerosas ocasiones. Las vistas desde lo alto son impresionantes, así como los restos de la Catedral de la Asunción, la Iglesia de la Inmaculada y el cementerio de las monjas Clarisas. Se puede acceder a la cima por ascensor o cruzando el túnel en la roca, con rendijas en el techo para arrojar aceite caliente y piedras sobre los enemigos. En el siglo V aC, los griegos se refugiaron en el islote para defenderse de sus enemigos, convirtiéndose en la primera colonia de la Magna Grecia. A mediados del siglo XV, Alfonso de Aragón, lo convirtió en una ciudadela fortificada. La entrada cuesta 12 euros.

La Iglesia del Socorro

La Iglesia del Soccorso es el otro icono de la isla, una iglesia mediterránea, de líneas blancas y simples, en un entorno verdaderamente único, con vistas al mar y muy cerca del centro histórico.

El pueblo de Sant’Angelo

Sant’Angelo es un precioso pueblo con casas blancas y de colores, callejuelas peatonales y algo dificultoso de llegar, lo que le permite mantener su exclusividad e intimidad. Un único autobús desde el puerto de Ischia, de aproximadamente 1 hora, y un agradable paseo de un km, te lleva a esta preciosa localidad mediterránea de casas coloreadas y calles peatonales, caracterizas por su tranquilidad.

Aguas Termales

Una de las principales atracciones de Ischia son los baños termales. Conocidos sus beneficios desde la antigüedad, ya los romanos disfrutaron de los tratamientos de sus aguas, cuando el resto del mundo aún vivía en un estado de barbarie. Hoy en día hay numerosos parques termales en los alrededores, así como numerosos hoteles que ofrecen piscinas termales y spa donde poder relajarse. Los Jardines Termales de Poseidón son los más famosos, junto con los Jardines de Afrodita, Edén y Tropical, los Baños de Castiglione, Bagnitiello, Negombo y Cavascura. Los parques termales ofrecen piscinas de distintos tamaños, temperaturas, cascadas y normalmente con vistas y accesos privados a playas. Masajes, tratamientos de lodo, gimnasios o solárium son otras de las atracciones de las termas. El precio de entrada varía de unos a otros, según la temporada y los servicios que incluya y suelen abrir desde abril hasta octubre y permanecen cerrados durante el invierno. La Bahía del Sorgeto, la más famosa de la isla, emergen desde el subsuelo las agudas termales, formando piscinas naturales de varios tamaños y distintas temperaturas. Lo mejor de todo, que son gratuitas.

Mejores playas de Ischia

Una de las principales atracciones de Ischia son sus playas. Resulta difícil encontrar una fea o en la que no estés tranquilo. Spiaggia della Chiaia es una de las más grandes y cómodas. Sus cristalinas aguas la convierten en una de las más concurridas. La Baia di San Montano es una de las más bellas de la isla. Escondida entre vegetación, su agua clara con reflejos verdes, la arena fina y dorada, y su amplitud, se convierte en un imprescindible. La playa de Maronti, un arenal extenso de arena volcánica oscura y fina, es otro básico. Manantiales termales fluyen hacia el mar. La Spiaggia degli Inglesi es una pequeña playa pequeña de arena fina, poco concurrida, perfecta para ir con niños y con fácil acceso desde Sant’Alessandro. La Playa de cartaromana, al sur del Castillo de Ischia, tiene una pequeña playa, con arena muy fina, y también ideal para familias. Además, es una de las mejores zonas de la isla para practicar buceo y snorkeling, en plena zona arqueológica de la isla. Citara es una de las playas más bonitas de la isla y una de las más concurridas. Se encuentra en el municipio de Forio y no muy lejos del parque termal los jardines de Poseidón. Es conocida por sus cristalinas aguas y su blanca arena. Si te gusta hacer caminatas, la isla tiene bonitos senderos por los que hacer un trekking, o un paseo por el Monte Epomeo, es otras de las actividades que se pueden hacer en la isla.

Dónde dormir en Ischia

Ischia, al igual que le sucede a Procida, es una isla muy visitada durante el verano. No solo por el turismo, sino por los residentes que vuelven a casa. La isla cuenta con numerosos hoteles, por lo que las opciones y precios son variados. Se debe reservar con antelación para evitar quedarse sin plaza hotelera, sobre todo en aquellos que tienen aguas termales y tratamientos. Muchos la visitan durante el día (ida y vuelta desde Nápoles, Sorrento o la Costa Amalfitana) mientras muchos otros hacen base para recorrerla y disfrutarla al máximo.

Tours y excursiones a Ischia

Si prefieres, puedes visitar la isla en un solo día, desde Sorrento o Nápoles, tomando un barco privado que te lleve a la isla, o una excursión que te invita a conocer Ischia junto a Procida, y aprovechar así al máximo el tiempo.
Scroll al inicio