La Costa Amalfitana es otro de los tesoros que esconde la costa de Nápoles: una franja de 50 km que constituye una de las zonas más bellas de Italia. Por ello, desde el año 1997, todos los municipios que integran la costa fueron declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Costiera y sus pueblos, Positano, Ravello, Amalfi, Minori, Maiori, Cetara, Furore, Scala, Tramonti y Vietri sul mare… se pueden conocer de muchas maneras, alquilando un vehículo, en transporte público o en excursiones programadas.

Según la época del año en la que se vaya a viajar, se recomienda conocerla en coche, al ritmo que desee cada uno, parando donde más guste... En temporada alta, se llena de vehículos y es difícil, costoso y se pierde mucho tiempo. Por ello, según cuándo se desea viajar, es más aconsejable viajar en una excursión cerrada o transporte público.

Historia

La Costa Amalfitana abarca el territorio de la histórica República Marinera de Amalfi, una de las repúblicas italianas que dominaron el Mar Mediterráneo en torno al siglo X. Hoy, es hermoso destino turístico conectado por la famosa carretera estatal 163.

Toma su nombre de su municipio más importante, Amalfi, capital histórica de la república, que llegó a albergar una población de 70 000 habitantes.

La zona ha sido destino turístico desde la época del Imperio romano, prueba de ello, las numerosas villas en la costa, la más importante de las cuales se encuentran en MinoriPositano y Ravello fueron elegidos por la «jet set» estadounidense de mediados del siglo XX como destino vacacional.

Durante la guerra greco-gótica, los habitantes de la costa se aliaron con los bizantinos, quienes, al final de la guerra, les dieron una mayor autonomía del imperio. En el año 839, Amalfi fue conquistada por el principado lombardo de Salerno, pero poco después se unió nuevamente con el Imperio. Se hizo autónomo y así se formó la República de Amalfi, que en el siglo X se convirtió en Ducado.

Alcanzó su máxima expansión entre finales del siglo X y principios del XI, en la época del duque Mansone I. Conquistada por los normandos en 1136, la costa cayó en la miseria. La belleza de la costa fue redescubierta en el siglo XIX, durante el Gran Tour.

Pueblos y atractivos turísticos

Forman parte de la Costa Amalfitana los siguientes pueblos de la provincia de Salerno:

  • Amalfi con su Duomo o cattedrale di Sant'Andrea y su claustro del Paraíso.
  • Atrani: las iglesias de San Salvatore del Birecto y di Santa Maria Maddalena Penitente;
  • Cetara: conocido por su mítica salsa de anchoa (colatura di alici).
  • Conca dei Marini: sus dulces míticos hechos de hojaldre, sfogliatella, la maravillosa gruta marítima Grotta dello Smeraldo y la iglesia Patronale di San Giovanni Battista.
  • Furore: pequeño fiordo de espectacular belleza y su famoso puente.
  • Maiori: la Collegiata di Santa Maria a Mare y el Castello di San Nicola de Thoro Plano.
  • Minori: la Basilica di Santa Trofimena y la parada obligatoria, su Villa romana.
  • Positano: uno de los pueblos más visitados de la costa por su precioso casco histórico y la iglesia dell'Assunta.
  • Praiano: iglesias de San LucaSan Gennaro  y las vistas desde sus Belvedere.
  • Ravello: la ciudad de la musica con su Duomo, llamado Basilica di Santa Maria Assunta e San Pantaleone y las prestigiosas Villa CimbroneVilla Rufolo, además del Auditorium Oscar Niemeyer.
  • Scala: el pueblo más antiguo de la Costiera Amalfitana.
  • Tramonti: la montaña Valico di Chiunzi y sus excursiones.
  • Vietri sul Mare: famoso por la antigua tradición de elaborar la cerámica y sus montañas lo convierten en uno de los pueblos más bonitos de Italia.