Nápoles en 6 días

Visitar Nápoles en seis o siete días es tiempo más que de sobra para conocer en profundidad la capital de la Campania y sus proximidades.

Nápoles no deja indiferente y conozcas lo que conozcas, te enganchará y querrás volver pronto. Nápoles es una ciudad del sur de Italia y se nota en sus calles, en su historia, en sus gentes.

En ella se encuentran importantes edificios religiosos, sus imponentes castillos medievales y rincones con encanto que te trasladan a épocas pasadas. Y por supuesto, la pizza más famosa y antigua del mundo entero.

¿Qué puedes visitar en seis días en Nápoles? La ciudad, Pompeya, Herculano, el Vesubio, Sorrento, la Costa Amalfitana, Capri, Paestum, Salerno… Luego ya se trata de una cuestión de preferencias, de dónde prefiere uno dormir, si siempre estar en el mismo sitio y desplazarse o si prefiere visitar solo unas ruinas, más o menos ciudades…

Día 1

Visitar Nápoles

Si se visita Nápoles ciudad, se deben visitar los monumentos más importantes de la capital.

Si lo deseas, se puede contratar algún tour para conocer lo más importante, así se aprovecha más el tiempo, te daría tiempo a conocer lo más emblemático de la capital de la Campania, ubicarte y luego moverte por donde quisieras y visitar lo que realmente te interesase.

Hacer un free tour es una forma perfecta para conocer el caótico centro histórico y luego decidir qué deseas visitar más a fondo. Nápoles es una ciudad con mucho recorrido histórico y para empaparte bien, la mejor forma es hacerlo con una buena explicación.

Qué ver en Nápoles

Imprescindible Napoli Sotteranea

Free tour por el Nápoles antiguo ¡Gratis!

Tour de 2 horas a pie por Nápoles con guía local

Día 2:

Subir al Vesubio

El Vesubio está en las proximidades de Nápoles y en la misma parada de tren que Ercolano, por lo que la visita doble es perfecta. Otra opción es Vesubio y Pompeya, pero sería demasiado. Salvo que se haga en una excursión organizada sin perder tiempo.

Excursión a Pompeya + Vesubio

Excursión a Herculano

Día 3:

Visitar solo Pompeya

Pompeya es otro de los rincones obligatorios en una visita de varios días a la Campania. Debes acercarte a la base del Vesubio y visitar esta increíble ciudad descubierta en la historia más reciente.

Es recomendable llevar la entrada comprada de antemano y de esta forma evitas las largas colas de espera que se forman. Aquí puedes comprarla al mismo precio que en taquilla.

Una manera excelente de visitar las ruinas es contratando un audioguía y moverte libremente por el parque arqueológico. Y si eres de los que le gusta conocer la historia en profundidad, contada por un arqueólogo profesional, no dejes escapar la oportunidad porque se disfruta el doble la visita (pulsa aquí).

Si quieres dedicar menos tiempo a visitar ruinas, Herculano es un parque arqueológico precioso, complementario, y que te permite hacerte una idea sobre cómo era una ciudad antigua bajo cenizas. Son completamente distintas y complementarias. Ninguna desmerece.

Excursión a Pompeya

Visitar Pompeya y otra zona

Otra opción para tu segundo día es visitar por la mañana Pompeya en unas 4 horas, labor difícil pero no imposible ya que apetece conocer más y más ruinas.

A continuación, se podrían visitar muchos lugares cercanos, tales como el monte Vesubio, Sorrento. Según lo que más te interese, te recomendamos madrugar mucho para aprovechar bien el día o directamente contratar alguna de las excursiones que te lleven al parque arqueológico y otra zona y que, al finalizar, te dejen nuevamente en el centro de la ciudad. Si no eres organizado y calculador, sumado al caos del transporte de la ciudad italiana, puede resultar un día más que complicado y perdido. Por ello, que no te duela contratar una excursión para aprovechar al máximo el tiempo.

Tour de Nápoles + Pompeya

Día 4

Capri

Un día en Capri. Se puede ir en ferry y dormir allí o volver a la península italiana y hacer ida y vuelta en el día.

Se puede ir en transporte público o bien contratar un circuito que te lleve directamente a conocer los preciosos pueblos de la isla, Capri y Anacapri, sin tener que preocuparte de los tiempos ni el transporte.

Recuerda que son zonas con mucho tráfico y dificultades para aparcar, por lo que así se despreocupa uno. El transporte público no es una opción recomendada dado que se forman unas colas tremendas y hay poca frecuencia y pocos medios. La moto es la opción ideal.

Día 5

Costa Amalfitana

El quinto día se destinaría a conocer solo la Costa Amalfitana (o bien prescindir de Pompeya o Capri y pasar dos días en esta preciosa zona).

Para visitar la Costa, se puede tomar un bus de línea que te deje en aquellas localidades que se desee. Al igual que sucede en Capri, son zonas con mucho tráfico y dificultades para aparcar, por lo que si se contrata una excursión se despreocupa uno del transporte. Los pueblos se pueden visitar todos aquellos que desees, por lo que, salvo que lo hagas en moto, no te dará tiempo a ver más que dos o tres, Amalfi, Positana y alguno más de los pequeñitos que hay por el camino.

Excursión a Sorrento y la Costa Amalfitana

 

Día 6

Costa Amalfitana, Paestum o cualquier zona que nos haya quedado pendiente

El último día se destinaría a conocer aquello que quedara pendiente y pueda apetecer más. Volver a Nápoles, que bien merece dos días, estirar otra más por la preciosa Costa Amalfitana, visitar los templos griegos de Paestum o lo que prefieramos…

Excursión a Paestum