Procida e Ischia son las joyas del Mar Tirreno. Forman parte del archipiélago de las islas Flégreas, junto con Vivara y Nisida, se ubican a la entrada del Golfo de Nápoles. Procida es una isla de origen volcánico, con una forma y una costa irregular, que en total suman 4 kilómetros de superficie.

Procida es una isla de pescadores y todavía preserva las prácticas de la vida marina y representa un lugar lleno de encanto, tradicional, y de gran belleza que la hacen especial; muy diferente a Capri e incluso de la alborotada y vecina isla de Ischia.

Llama la atención el colorido de la localidad, pero lo más impresionante de Procida son sus casa coloradas. Durante los meses de verano, la isla está muy concurrida, por lo que se recomienda reservar hoteles con suficiente antelación.

Procida se dio a conocer internacionalmente gracias a la película ‘El Cartero de Neruda’, ‘Il Postino’ en italiano, dirigida por Massimo Troisi.

Suele visitarse menos que Capri o la Costa Amalfitana, pero merece la pena visitar Procida y escapar de las zonas más turísticas de Nápoles.Para explorarla, es habitual visitarla desde Nápoles o Sorrento y se le puede dedicar un día o unas horas y se visita junto a Ischia en excursiones programadas.

Marina Grande es el área del puerto principal de Procida: aquí atracan los ferries y los aerodeslizadores desde el continente y desde Ischia.

Procida es una isla pequeña, fácil de caminar o recorrer gracias al transporte público o las bicicletas de alquiler. Es fácil llegar a las principales atracciones caminando desde el puerto de llegada, siguiendo un simple o las indicaciones, como Terra Murata o Corricella. La zona más alejada es Chiaiolella.

Qué ver en la isla de Procida

Terra Murata

Terra Murata es el centro histórico de Procida y se ubica en el centro de la isla a unos 100 metros de altitud. Con su majestuoso Palazzo D’Avalos representa sin dudas el punto más visitado de Procida.

Los pasajes laberínticos de callejones y casas que se apoyan entre sí, con muy pocas aberturas hacia el exterior y una vista inolvidable sobre el mar que rodea el Golfo de Nápoles y sus islas, es la imagen con la que te quedarás tras visitar Procida.

También es visita obligatoria la Abadía de San Michele Arcangelo, dedicada al patrono de la isla.

La aldea fortificada de Terra Murata, construida para proteger la isla de Procida de los saracenos, es el centro histórico de Procida y se ubica en el centro de la isla a unos 100 metros de altitud. El majestuoso Palazzo D’Avalos representa sin dudas el monumento más visitado de Procida.

El edificio dominante de Terra Murata es el Palazzo d’Avalos , que fue construido en el 1500. Posteriormente se convirtió en una residencia borbónica, Palazzo Reale dei Borboni, que, en el año 1815, se transformó en una escuela militar, y en 1830, el edificio se transformó en una prisión y finalmente se cerró en 1988.

Para obtener una vista particular de el Borgo desde arriba, es importante mirar atrás hacia Corricella, que es un aldea de pescadores construido en terrazas de casas con techos abovedados y pintados con los colores más coloridos. Desde ese lado se puede admirar una maravillosa vista de el Borgo. Corricella es conocida por quienes se recuerdan el film «Il Postino» (1995), una película filmada por última vez por el famoso actor Italiano Massimo Troisi en Corricella, antes de su muerte prematura.

Chiaiolella

Marina Chiaiolella se encuentra en el punto más occidental y lejano de la isla. Un pequeño puerto conecta a la playa de arena gris volcánica ‘Lido di Procida’. Desde Chiaiolella se obtiene una preciosa panorámica de los acantilados en el lado sur de la isla. La mejor forma de llegar es en transporte público, moto o taxi.

Corricella

Marina Corricella, un pequeño pueblo de pescadores construido en terrazas de casas pintadas en los colore, lo convierten en el pueblo más bonito de la isla.

El pueblo de Corricella es el pueblo más antiguo de Procida, se puede llegar a pie, bajando una empinada y agradable escalinata. Este pequeño pueblo peatonal representa el alma antigua de Procida.

Desde aquí salen muchas excursiones privadas para disfrutar de la costa.

Playas de la isla de Procida

Procida es una isla llena de playas y se puede llegar a pie o en autobús a la mayoría. Al tener una costa escarpada, algunas se descubren por mar. Al tratarse de una isla es de origen volcánico, la mayor parte de las playas son de arena o piedra oscuras.

Al oeste de la isla, un largo arena incluye las playas de Ciraccio y Chiaiolella, bahías protegidas con aguas cristalinas. También merece una visita la playa de Chiaia, frente a la costa de Ischia.

La playa de Chiaia es una de las playas mejor ubicadas de la isla, en la céntrica zona de Corricella.

Los Faraglioni de Procida, originados como resultado del derrumbe de la cresta rocosa, separan la playa de Ciraccio de la de Ciracciello. Este es el arenal más largo de toda la isla y por ello muy frecuentado, sobre todo en verano. La playa de Ciraccio está más aislada que Chiaiolellla y, por lo tanto, es más tranquila y solitaria.
La playa del Postino o del Pozzo Vecchio, donde se filmaron las escenas de ‘Il Postino’, es una preciosa playa en forma de luna con una gran vegetación que la rodea.

La playa de la Lingua, junto Marina Grande, es una playa de piedras perfecta si no te quieres alejar de la zona.

Dónde alojarse en Procida

La isla de Procida ofrece numerosos hoteles, pensiones y pequeños hostales, normalmente de gestión familiar, que convierten tu estancia en la isla es una experiencia inolvidable.

Tours y excursiones para visitar Procida desde Nápoles o Sorrento

Si tan solo vas a visitar Procida durante unas horas, porque el hospedaje se tiene reservado en Nápoles, Sorrento o Costa Amalfitana, una excursión privada es la mejor opción.

Scroll al inicio